A.R.I.C.O = MEMORIA ARAGONESA

Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido

Archive for the ‘General’ Category

A.R.I.C.O. = MEMORIA ARAGONESA INICIA EXHUMACIÓN DE UNA FOSA COMÚN EN GURREA DE GALLEGO (HUESCA)

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 21/08/2017

A.R.I.C.O. = MEMORIA ARAGONESA INICIA EXHUMACIÓN DE UNA FOSA COMÚN EN GURREA DE GALLEGO (HUESCA)

Ha llegado el momento de llevar a cabo la exhumación de una fosa común ubicada en un campo de secano del paraje conocido como Monte Puilatos (Gurrea de Gállego, Huesca), donde desde hace 81 años yacen enterrados de manera clandestina los cadáveres de los jóvenes de Gurrea Saturnino Til Luna y Ramón Navarro Sus, asesinados por falangistas en agosto de 1936. Sus cuerpos fueron allí abandonados por sus asesinos, hasta que varios días después la familia de Saturnino Til fue avisada por una persona que había encontrado los cadáveres, deteriorados por la acción de las alimañas. Los cuerpos fueron enterrados por un hermano y un cuñado de Saturnino Til, pero sus defunciones nunca fueron inscritas en el Registro Civil de Gurrea de Gállego.

El viernes día 25 de agosto de 2017 procederemos a iniciar los trabajos arqueológicos de localización de esta fosa común, tras la solicitud hecha por los familiares de Saturnino Til Luna, que nos han pedido que procedamos a la exhumación con la finalidad de darle la digna sepultura que se merece. Los trabajos serán dirigidos por los arqueólogos Francisco Javier Ruiz Ruiz, Francisco Javier Ortiz Lejarza y José Ignacio Piedrafita Soler, junto a la antropóloga forense Miriam Gracia Martínez.

Saturnino Til, nació en Gurrea de Gállego el 16 de octubre de 1907, estaba soltero y era labrador. Saturnino era hermano del entonces alcalde de Gurrea de Gállego del Frente Popular, Ramón Til Luna, que huyó del pueblo tras la toma por los golpistas. El 29 de septiembre de 1936 serían asesinados por falangistas su padre Mariano Til Polo, de 74 años, y su hermano Mariano Til Luna, de 31 años, junto a otros 13 vecinos de Gurrea de Gállego.

Como ya se ha señalado, la ubicación de la fosa común es bien conocida por los familiares de Saturnino Til Luna, pues los cuerpos fueron enterrados por un hermano y un cuñado. Los testimonios familiares recabados indican que la fosa se ubica en la parcela nº 76 del polígono 15 de Gurrea de Gállego, sita en la partida de La Sarda, paraje conocido como Monte Puilatos. Se trata de una finca de 57,06 ha, en su mayor parte ocupada por monte bajo y pinares, pero donde también hay varios campos de labor dedicados al secano, al cultivo de almendros y a pastos. Concretamente la fosa se ubicaría en la esquina nordeste de uno de estos campos de secano, con una extensión total de 33.052 m2.

Además dicha fosa común se halla perfectamente recogida en el denominado Mapa de Fosas de Aragón (www.sipca.es), elaborado por la entonces Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón entre los años 2007-2010, donde se recoge la siguiente descripción:

“La cuarta fosa existente en término de Gurrea de Gállego se encuentra en el borde un campo cultivado del Monte de Puilatos, en término de Gurrea pero ya al este de la autovía Huesca-Zaragoza. […] Esta fosa se halla aislada en medio del monte de Puilatos, junto a un campo destinado al cultivo de cereales de secano. Aunque es término de Gurrea de Gállego se encuentra situada al este de la autovía Huesca-Zaragoza. Contiene los restos de dos vecinos de Gurrea de Gállego asesinados por los sublevados. Se trata de Saturnino Til Luna y Ramón Navarro Sus y ambos murieron en el verano de 1936. […] Desde hace un par de años ha sido dignificada con dos pequeñas cruces blancas, pero hasta esa fecha únicamente un círculo de piedras indicó el lugar del enterramiento, respetado siempre por el propietario de la finca”

Al parecer, el lugar donde fueron enterrados los cadáveres dentro de la parcela, enclavada en el Monte Puilatos, fue siempre respetado por el propietario de la finca y se encuentra actualmente marcado con cruces, una acumulación de piedras y un cercado artesanal. Por lo tanto, los trabajos arqueológicos se centrarán en ese punto.

Como paso previo se realizará una prospección intensiva y sistemática del área de trabajo mediante el uso de un detector de metales que nos pueda indicar la presencia en el subsuelo de algún objeto metálico como es el caso de las evidencias balísticas (casquillos o proyectiles) u otros elementos asociados al enterramiento clandestino. En este proceso se georreferencia el punto del hallazgo mediante el GPS, se rellena una ficha de registro de campo y se individualiza el objeto introduciéndolo en una bolsa etiquetada.

Tras realizar la documentación histórica de estas muertes violentas (desapariciones forzadas según establece la ONU), a fecha de hoy ya tenemos todos los permisos necesarios para realizar dichos trabajos: solicitud familiar, permiso del propietario del terreno y autorización de la Dirección General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón. Y el equipo técnico, compuesto por arqueólogos, antropólogos y restaurador, y los voluntarios están preparados para llevar a cabo la localización y la exhumación de la fosa común.

Para financiar todo este proceso que ahora empieza y que incluye la investigación histórica, los trabajos arqueológicos de campo de localización y exhumación de la fosa común, la restauración de los objetos personales que se hallen, la memoria arqueológica final, los informes antropológico-forenses de los restos óseos, la identificación genética (ADN), el homenaje público y la entrega de los restos a los familiares, así como su posterior entierro, se espera contar con alguna subvención pública. Para ello se solicitará en fechas próximas una de las ayudas que concede la Diputación Provincial de Huesca para fomentar la Memoria Histórica en la provincia de Huesca. Y de ser necesario, también se valorará la solicitud de subvención al Gobierno de Aragón cuando convoque las prometidas ayudas a la Recuperación de la Memoria Histórica Democrática en Aragón.

SATURNINO TIL LUNA

Posted in General | Leave a Comment »

APARECEN LOS PRIMEROS RESTOS ÓSEOS HUMANOS EN UNA DE LAS FOSAS COMUNES

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 21/08/2017

SAN FERNANDO | MEMORIA HISTÓRICA

APARECEN LOS PRIMEROS RESTOS ÓSEOS HUMANOS EN UNA DE LAS FOSAS COMUNES

INFORMACIÓN – 20/08/2017

La Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando (AMEDE) ha dado a conocer los primeros hallazgos de restos óseos humanos en una de las fosas comunes del Cementerio Municipal de San Fernando, la única nueva que se está excavando en la actualidad en esta segunda fase.

Los trabajos comenzaron el pasado miércoles día 9 de agosto, tras la publicación en el BOJA de la Orden del vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, y tras la autorización del Ayuntamiento de San Fernando, mediante decreto, de la entrada de AMEDE en el cementerio.

Después de una primera reunión entre instituciones que tuvo lugar en el mes de marzo, AMEDE ha venido reclamando la agilización del procedimiento de actuación que había sido aprobada en su totalidad en 2016 por el Comité Técnico de Coordinación de actuaciones en torno a la recuperación de la Memoria Histórica y el reconocimiento institucional y social de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Posguerra.

Sin embargo, tuvieron que pasar varios meses más para que la segunda reunión de instituciones, celebrada el pasado mes de julio, acabara con el compromiso de que fuera esta asociación la adjudicataria del contrato para el desarrollo de los trabajos en el camposanto isleño.

En este periodo, antes del inicio de los trabajos, se produjo el deceso del que fuera el primer presidente de la asociación, Juan Manuel Fernández Roldán, uno de los precursores de esta iniciativa y nieto del alcalde republicano asesinado en 1936 don Cayetano Roldán Moreno.

En esta última reunión, se acordó que la Junta de Andalucía, a través de su Dirección General de Memoria Democrática, financiaría el denominado sector A de la intervención, correspondiente con la ampliación de los sondeos 4 y 5 de la fase de localización y delimitación de las fosas comunes, donde fueron hallados algunos de los restos óseos humanos en una disposición compatible con las de los represaliados por el franquismo, así como vainas de munición detonadas de la época en la que se cometieron los crímenes.

Falta determinar la participación de la Diputación de Cádiz, que ya financió mediante subvención a esta misma asociación los trabajos de la fase anterior, y de la que se espera de su Servicio de Memoria Histórica y Democrática una implicación similar a la que han tenido en otras intervenciones, como la recientemente llevada a cabo en la localidad vecina de Puerto Real.

El Ayuntamiento de San Fernando, por su parte, que también colaboró activamente en la realización de los sondeos arqueológicos, ha manifestado de nuevo su total apoyo logístico y administrativo para avanzar en este deber de las instituciones con las reclamaciones realizadas por el movimiento memorialista.

Para esta ocasión, AMEDE cuenta con algunos de los miembros del equipo técnico que ya participaron en la fase de localización y delimitación de las fosas comunes, como el arqueólogo Jorge Juan Cepillo Galvín, el antropólogo forense Juan Manuel Guijo Mauri, el antropólogo social Fco. Javier Pérez Guirao, el topógrafo Eugenio Olid Chastang y la auxiliar de arqueología Susana Rodríguez Domínguez.

Otras incorporaciones a este equipo técnico son las de Mª José Rodríguez Martín y Félix Urra Ceballos. Cuenta además con un nutrido grupo de voluntarios y voluntarias, algunos de los cuales también participaron en el desarrollo de los sondeos arqueológicos, entre los que se cuenta con familiares de los represaliados, estudiantes y graduados en Historia y representantes de distintas organizaciones sociales y políticas de San Fernando, como el Ateneo Republicano y Memorialista de La Isla, Pro Derechos Humanos o Sí Se Puede San Fernando.

Éstos recibieron en el local de la Asociación de Vecinos de San Quintín de esta localidad un pequeño curso de iniciación a cargo del personal técnico en el que se abordaron cuestiones imprescindibles para el correcto desarrollo de los trabajos en el cementerio. Esta implicación de la sociedad civil, de la que surge la realización de este proyecto, muestra el compromiso de la ciudadanía con la recuperación de nuestra memoria más traumática, especialmente en San Fernando, donde aún perdura una fuerte simbología producto del franquismo.

Los trabajos, que se desarrollarán en el sector financiado por la administración autonómica hasta final de año, pero que continuarán en los otros dos sectores previstos hasta su completa finalización, pueden dilatarse a lo largo de todo el año próximo y su evolución podrá seguirse a través de la página de Facebook de AMEDE San Fernando.

http://andaluciainformacion.es/san-fernando/696281/aparecen-los-primeros-restos-oseos-humanos-en-una-de-las-fosas-comunes/ 

NUEVAS EXCAVACIONES · AMEDE

Posted in General | Leave a Comment »

VIOLADAS, ASESINADAS Y ARROJADAS A UN POZO. SE INICIA LA EXHUMACIÓN DEL CRIMEN DEL AGUAUCHO

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 20/08/2017

VIOLADAS, ASESINADAS Y ARROJADAS A UN POZO. SE INICIA LA EXHUMACIÓN DEL CRIMEN DEL AGUAUCHO

MARÍA JESÚS, CORAL, JOSEFA, MARÍA Y JOAQUINA FUERON ASESINADAS EN LA FINCA DEL AGUACHO HACE 81 AÑOS. LA ESCUADRA DE FALANGISTAS QUE PERPETRÓ SUS MUERTES PASEÓ SU ROPA INTERIOR EN LA PUNTA DE SUS FUSILES POR TODO EL PUEBLO DE FUENTES DE ANDALUCÍA (SEVILLA) DESPUÉS DE OBLIGARLAS A PREPARARLES UNA COMIDA Y VIOLARLAS.

SEVILLA . 20/08/2017  – MARÍA SERRANO –  @MARSERRANOV

Pablo Caballero tenía solo seis años cuando perdió a la tita Josefa, su segunda madre. Entrecortado, no olvida la fecha del último día que la vio con vida, 17 de agosto de 1936. Ocurría en el municipio de Fuentes de Andalucía (Sevilla).

“Estuve años preguntando por ella. En el pueblo me decían que la habían llevado a un pozo y que esos que gritaban por las calles borrachos le habían quitado la vida”.

Han pasado 81 años y Pablo no puede evitar emocionarse. Sabe que pronto se conocerá la verdad del crimen del Aguaucho, la antigua finca donde cinco mujeres perdieron la vida, después de que un grupo de falangistas las llevara hasta aquel cortijo abandonado para violarlas, asesinarlas y arrojarlas a un pozo.

El próximo 11 de septiembre se iniciará la exhumación de aquel viejo hoyo sellado a tan solo cien metros de la autovía A-4. Su apertura revelará la cifra exacta de mujeres que fueron cruelmente arrojadas en aquel lugar, situado en el término de La Campana. La Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía ha iniciado los trámites para completar los trabajos de esta fosa de mujeres en un pueblo donde fueron asesinadas un total de veinticinco.

“Se llevaron a las más jóvenes y a las más nuevas”

Los más viejos de Fuentes siempre decían la misma frase del Aguaucho. “Se llevaron a las más jóvenes y a las más nuevas”. Fuentes de Andalucía fue uno de los pueblos donde el golpe militar triunfó de forma inmediata. Sin existir resistencia alguna, no se efectuaron disparos más que al aire por parte de la Guardia Civil. En la mañana del día 19 de julio, la mayoría de los fontaniegos destacados de izquierda fueron apresados por los golpistas.

Las cifras oficiales destacan que la represión organizada en Fuentes dejó en fosas comunes 116 cadáveres entre el 24 de julio y el 29 de septiembre de aquel año. En el Registro Civil figuran 103 fallecimientos (25 mujeres y 78 hombres), y en todos aparece como causa común “la Guerra”, a pesar de la ausencia de conflicto. La alta población femenina fusilada en el pueblo lo señala como uno de los municipios donde las mujeres sufrieron con mayor crudeza la represión.

Juan Morillo señala a Público cómo quiso contar aquella historia a través de la obra de teatro “Romanche del Aguaucho” representada por casi un centenar de espacios. “El pueblo entero quedó marcado por el crimen de un grupo de niñas que solo habían bordado una bandera o habían participado en las manifestaciones del 1 de mayo. No habían hecho nada más. Mi madre era amiga de algunas de ellas que vivían en la antigua calle Aurora del pueblo”. Morillo sabe que aquel relato oral tardó casi setenta años en que fuera escrito. “Moreno fue el primer historiador que puso sobre el papel la historia del Aguaucho en el año 1999. Fue cuando conmocionamos a muchos al conocer una historia tan trágica”.

“No se van a librar por mucho que berreen y pataleen”

Desde la toma del golpe militar en la ciudad de Sevilla, el general Queipo de Llano animaba a las escuadras de voluntarios falangistas a emprender cualquier método que doblegara a la población local. En el caso de las mujeres incitaba incluso a la violación desde sus arengas radiofónicas. “Esto es totalmente justificado porque estas comunistas y anarquistas predican el amor libre. Ahora por lo menos sabrán lo que son hombres de verdad y no milicianos maricones. No se van a librar por mucho que berreen y pataleen”.

Moreno señala que “estos mensajes del general Queipo de Llano invitando a la violación nos demuestran que no tenían límites para la consecución de sus propósitos, violación y muerte. Todo valía”. El crimen del Aguacho se “justificaba” así por parte de los legionarios que querían paralizar a la población tomando a las más inocentes, mujeres jóvenes de entre 16 y 22 años de edad. Muchas de ellas criadas de señoritos.

El crimen del Aguaucho se ejecutó el 27 de agosto de 1936. Moreno relata con crudeza cómo un grupo de grupo de mujeres jóvenes “fueron conducidas en una camioneta desde el Depósito Municipal a un pequeño cortijo conocido como el Aguaucho, situado en el término de La Campana junto a la carretera, cerca del cruce con la autovía A-4”. Separadas del resto de mujeres que tenían como destino ser fusiladas en las tapias del cementerio, cinco de ellas fueron conducidas a una finca abandonada. María Jesús Caro González, de 18 años de edad y soltera, las hermanas García Lora, Coral y Josefa de 16 y 18 años de edad, María León Becerril de 22 años y soltera y Joaquina Lora Muñoz, de 18 años y soltera.

La ropa interior en la punta de los fusiles sin ocultar el crimen

“Sabemos que fueron asesinadas y arrojadas a un pozo, desconociendo qué ocurrió exactamente durante las horas en que transcurrieron los acontecimientos”, afirma Moreno. Al atardecer del mismo 27, el camión que había subido con las mujeres entraría por por la Puerta del Monte y recorría la calle principal de Fuentes, la Carrera. El vehículo era conducido por la cuadrilla de asesinos falangistas ebrios. Era ya de noche y algunos de ellos portaban en la punta de los fusiles la ropa interior de las jóvenes que horas antes se habían llevado. “Eran bragas y sostenes de las niñas que habían obedecido a la ley militar sin conocer el triste destino que les esperaba. Daban voces por las calles vacías”, aclara Moreno. Mientras familias lloraban sin desconsuelo en el interior de la casa la muerte de aquellas inocentes.

En 1999 se pone el caso por escrito. Moreno preguntaba sin descanso por las calles de Fuentes sobre un crimen, el del Aguaucho. “Todos los testimonios coincidían en que las mujeres eran fusiladas en el Cementerio Municipal, pero una vez ocurrió el caso relatado del Aguaucho, sabían que habían enterrado en un pozo a varias de las más jóvenes. Alguno añadió que “las obligaron a prepararles la comida antes de abusar de ellas y asesinarlas”. Otros vecinos hablaban de las amenazas y los insultos que tuvieron que soportar las niñas en medio de la comida y de los viejos falangistas que atormentados hablaban que “lo que hicimos con aquellas muchachas”. Ninguno de ellos fue nunca juzgado por el crimen y sus nombres no han trascendido como culpables. El caso ha quedado impune.

Un monumento por suscripción popular

Morillo recuerda que el conocimiento del caso del Aguaucho hizo que el pueblo tomara conciencia del terrible crimen. “Fue tal la conmoción que ha tenido en el pueblo la historia de María Jesús, Coral, Josefa, María y Joaquina que los propios vecinos hicieron una suscripción popular para crear un monumento en el Parque de los Luchadores por la Libertad” coordinado por la Comisión de Memoria Histórica de Fuentes de Andalucía que engloba a familiares y al propio ayuntamiento. La estatua de hierro forjado , obra de Paco Parra e inaugurada en 2013, simula un pozo invertido donde un grupo de palomas se alza ante la vida. Nadie olvida la terrible barbarie ni la descarnada represión que revela el crimen de Aguaucho. Cada 27 de agosto el pueblo de Fuentes les rinde homenaje. La exhumación de sus cuerpos arrojara verdad que falta ante un crimen que parecía olvidado pero que reside en la memoria intacta de muchos fontaniegos.

http://www.publico.es/sociedad/memoria-historica-violadas-asesinadas-arrojadas-pozo-inicia-exhumacion-crimen-aguaucho.html 

Mujeres asesinadas en Fuentes de Andalucía

Posted in General | Leave a Comment »

EXHUMAR A LAS VÍCTIMAS DE LA GUERRA CIVIL, RECLAMO POLÍTICO SIN FINANCIACIÓN

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 13/08/2017

EXHUMAR A LAS VÍCTIMAS DE LA GUERRA CIVIL, RECLAMO POLÍTICO SIN FINANCIACIÓN

12 AGOSTO, 2017 

Exhumar los millares de restos mortales de las víctimas de la Guerra Civil, que permanecen desde hace ocho décadas en las 2.457 fosas comunes registradas por el Ministerio de Justicia, se ha convertido en un reclamo político de primer nivel al que, sin embargo, no acompaña la financiación para materializarlo.

El pasado 18 de julio, el Gobierno de Aragón, presidido por el socialista Javier Lambán, aprobó la Ley de Memoria Democrática, que se debatirá en los próximos meses en el Parlamento autonómico y que prevé la renovación de los protocolos de exhumación en una comunidad autónoma que, de acuerdo con los datos ministeriales, presenta el mayor número de enterramientos colectivos -598- de España.

A pesar de que, en el caso aragonés, el dinero ha comenzado a fluir hacia las asociaciones sin ánimo de lucro que velan por el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica de 2007 (Aragón prevé 275.000 euros en concepto de ayudas a la Memoria Democrática en sus presupuestos en vigor) los expertos perciben cierto desamparo en las familias, que son la que asumen finalmente el coste de la exhumación.

“La administración se centra mucho en recibir la autorización de las familias de los muertos, cuando la acción y el dinero debería venir por parte del Gobierno y no por parte de los familiares”, matiza a Efe el arqueólogo David Alonso, que en los últimos años se ha ocupado de diferentes excavaciones en la provincia de Teruel.

En concreto, Alonso completó en agosto de 2016 en las cercanías de la localidad de Argente (Teruel) el desenterramiento de los restos de Lorenzo Martínez, teniente de alcalde del vecino pueblo de Camañas (Teruel) fusilado en verano de 1936 y cuyos descendientes pudieron darle sepultura en fechas recientes.

Según el historiador, los familiares asumieron el esfuerzo económico de los trabajos, así como del propio funeral, en el que también enterraron a una segunda persona hallada junto a su antepasado, de identidad desconocida, un proceso que, en cambio, requirió el permiso del ejecutivo autonómico.

“Queda muy bien legislar y podemos hacer leyes muy bonitas, pero si luego la administración no contrata equipos, no hacemos absolutamente nada. Tendría que ser ella quien sufragase estos asuntos, que no son de ámbito privado, sino de justicia social”, defiende.

En 2005, Alonso llevó a cabo en la periferia de Teruel otra excavación, en la que halló los restos de trece personas ejecutadas por el bando sublevado al poco de comenzar la contienda en la Plaza del Torico, una tarea que, igualmente, llevó a cabo a título individual.

“Además de mí, hay otros arqueólogos que centran su actividad profesional en estos temas, pero siempre con la misma traba, que es el tema económico. No hay apenas ayudas y el gasto lo deben asumir casi siempre las familias, así que la única opción es trabajar a través de asociaciones que reciban financiación pública y, si aparecen huesos humanos, excavar como es debido”, explica.

Ante la ausencia de flujo de capital por parte del Gobierno central -los Presupuestos Generales del Estado no incluyen una partida específica de Memoria Histórica-, administraciones de menor ámbito territorial han dado un paso al frente, como la Diputación de Zaragoza, que recientemente concedió 150.000 euros a las mencionadas agrupaciones.

O también en el plano autonómico, como en Andalucía, donde el pasado lunes el ejecutivo de Susana Díaz aprobó exhumaciones de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Dictadura de Franco en siete municipios andaluces.

Una semana antes, éste había firmado un acuerdo con la Diputación de Sevilla para actuar en varios municipios de su demarcación.

Mientras, a escala municipal, han surgido iniciativas como la del Ayuntamiento de Guadalajara, cuyo pleno aprobó a finales de julio la subvención de todas las tasas por desenterramiento de las víctimas de la Guerra Civil y la Posguerra en las fosas comunes del cementerio de la capital alcarreña.

Idéntica dificultad para la recuperación de los cuerpos de los asesinados durante y después del episodio bélico presentan las discrepancias sobre el número de fosas, cunetas y enterramientos por todo el territorio español, así como acerca del número de identidades sepultadas por el paso del tiempo.

“Hay unos que hablan de 150.000 personas y otros que elevan la cifra hasta las 350.000. En Teruel, en el Pozo de Caudé, se estima que puede haber 1.043, en teoría”, comenta David Alonso.

Por añadidura, el arqueólogo estima que se debe “diferenciar entre las fosas comunes de civiles ejecutados y las de soldados a los que tuvieron que enterrar por diferentes motivos”, un criterio que, incumplido, “dificulta” el recuento de las fosas existentes y el descubrimiento de otras aún por salir a la luz.

En medio del caos administrativo y político, se atisban hilos de esperanza para el trabajo de profesionales de la Historia y la Arqueología, como el hecho de que entes públicos como el Gobierno aragonés consideren como material arqueológico los descubrimientos de los ejecutados durante la Guerra Civil y el Franquismo a pesar de no cumplir el criterio de tener más de un siglo de antigüedad.

“Los arqueólogos son quienes mejor saben cómo proceder ante estos hallazgos. Además, a mí me da igual si quien fusiló a una persona fue un republicano o un golpista. Lo que me importa es sacarla de la cuneta y enterrarla en un cementerio, conozcamos o no a su familia”, concluye Alonso.

http://diariodeteruel.es/2017/08/12/exhumar-las-victimas-la-guerra-civil-reclamo-politico-sin-financiacion/ 

Trabajos de exhumación de una fosa de la Guerra Civil en Argente, realizada el pasado año

Posted in General | Leave a Comment »

TIRO DE GRACIA A CORTA DISTANCIA, EN LA CABEZA

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 12/08/2017

TIRO DE GRACIA A CORTA DISTANCIA, EN LA CABEZA

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ MORENO  SEGUIR A @MILANLOMO – 11-08-2017 

El veinte de julio de 1938 ejecutaron de Los Seis de Grazalema. Eran las cinco menos cuarto de la madrugada cuando el juez se personó en la prisión del Partido Judicial, en los sótanos del Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz), y ordenó que los seis hombres acudieran ante él. Entonces leyó la sentencia: estaban condenados a muerte y serían fusilados al amanecer de ese mismo día. Ramón Vega Román, Francisco Palacios Tornay, Julián Álvarez Calle, Juan Gómez Pérez, Pedro Rincón Román y Diego Román Palma se dieron por enterado… no tenían otra posibilidad.

Siguiendo con el riguroso protocolo de la justicia militar, el juez ordenó «poner en capilla» a los reos. Eran exactamente las cinco de la mañana cuando quedó establecida «en la planta baja del edificio del Ayuntamiento de esta ciudad». Desde ese mismo momento la guardia civil se hizo cargo de los reos y fue entonces cuando los curas les facilitaron lo que llamaban «auxilios de la religión», confesión y eucaristía si lo aceptaban, y todo lo necesario para que hicieran testamento. Ninguno de ellos testó. No tenían qué testar. Luego, la Guardia Civil los condujo hasta el muro oeste del cementerio, en el exterior. En ese lugar esperaba un piquete de carabineros, que serían los encargados de pasarlos por las armas. Acompañaban a estos hombres, en un gesto de macabra camaradería y responsabilidad compartida, fuerzas de marinería, de Infantería de Marina y Falange Española Tradicionalista y de las JONS… todos ellos solidarios espectadores y cómplices del asesinato.

Entonces dispararon los fusiles: «En San Fernando a las seis horas y treinta minutos de día 20 de julio de 1938. Formadas las fuerzas antes mencionadas en el lugar designado, y siendo la hora convenida y puestos los reos en el sitio conveniente dentro del cuadro y frente al piquete, previo el reconciliarse los sentenciados con los sacerdotes, fueron pasados por las armas y reconocidos por el médico designado, Comandante de Sanidad de la Armada, don Alfonso Candela Martín, mayor de edad y de esta vecindad; manifestó que los reos ejecutados habían fallecido…»

Estas muertes fueron consecuencia de una justicia encaminada a castigar con ejemplaridad a cuantos ciudadanos se opusieron a la sublevación militar de 1936. Buscaba exterminar físicamente cualquier atisbo de disidencia, y cuando no condenaba a muerte, castraba socialmente al reo, a su familia y a sus vecinos, hasta dejarlos socialmente inanes y en la ruina. Esta pantomima de justicia fue posible con la complicidad de unos y el miedo de otros. Se sabían impunes —porque para eso se ganan las guerras, para que los vencedores queden impunes—. Socializaron el exterminio “del otro” y normalizaron ese crimen… y el miedo a la disidencia ha permanecido vivo durante dos generaciones de españoles.

No sabemos si los Seis de Grazalema fueron rematados con un tiro de gracia. Las diligencias del juez no lo cita, pero era un gesto frecuente… usaron armas cortas para esta ulterior venganza. En San Fernando, durante el terror caliente (entre julio de 1936 y marzo de 1937), fueron falangistas los que disparaban el tiro de gracia. Disparos en la cabeza, a corta distancia, para no fallar y matar definitivamente a la víctima. Usaban balas del calibre 9 mm largo. Cinco de estos casquillos aparecieron en diciembre de 2016, en la Cata Arqueológica nº 4 del cementerio de San Fernando. Algunas de ellas fueron fabricadas en la Pirotécnica de Sevilla, en el año 1930… y las usaron contra hombres moribundos entre agosto y noviembre de 1936…

…pero los criminales no reposan en la fosa común. Los que ordenaban disparar y los que daban el tiro de gracia, fueron considerados «hombres de orden» el resto de sus vidas. Muchos de estos criminales llegaron a ser abuelos bonachones de bigotito blanco y murieron en su cama, rodeados por los suyos y amparados por los auxilios de una religión cómplice.

Mientras sus víctimas siguen en la fría y húmeda fosa…

https://www.lavozdelsur.es/tiro-de-gracia-corta-distancia-en-la-cabeza 

Una flor en uno de los casquillos de bala utilizados en el 36 para asesinar a personas contrarias al Régimen. Miguel Ángel López Moreno

Posted in General | Leave a Comment »

COMIENZA LA EXHUMACIÓN DE LA FOSA COMÚN EN EL CEMENTERIO ISLEÑO

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 12/08/2017

COMIENZA LA EXHUMACIÓN DE LA FOSA COMÚN EN EL CEMENTERIO ISLEÑO

LOS TRABAJOS HAN COMENZADO POR LAS CATAS ARQUEOLÓGICAS 4 Y 5 QUE SE HICIERON EN UNA PRIMERA FASE

REDACCIÓN-A.L.SAN FERNANDO, 11 AGOSTO, 2017

Los primeros trabajos para la exhumación de los cuerpos de los represaliados del franquismo enterrados en la fosa común del cementerio municipal de San Fernando comenzaron este miércoles tras la autorización del Ayuntamiento y la orden de la Junta por la que se daba luz verde a varias actuaciones de esta índole en cuatro provincias andaluzas.

El equipo técnico ha iniciado la intervención, que lleva dos días y que podría prolongarse hasta diciembre de 2017 -al menos hasta esa fecha se concede permiso por parte de la Concejalía de Desarrollo Urbano-, en las catas 4 y 5 de los siete sondeos arqueológicos que se ejecutaron en la primera fase de los trabajos, que se realizaron entre noviembre y diciembre del año pasado. Los profesionales, los mismos que ahora retoman la actuación, descubrieron entonces, con la ayuda de numerosos voluntarios, hasta 13 casquillos de un fusil mauser y de arma corta; y entre los restos oséos hasta cuatro cuerpos con “signos evidentes de represión”. Dos estaban en la mencionada zanja 5. Se trata de la zona del patio del camposanto más próxima a la puerta de acceso a lo que era un cementario protestante, donde hasta hace unos meses un parterre indicaba la existencia de una fosa común. Era allí donde -según José Casado, el autor de Trigo Tronzado, que narra la represión- se arrojaban los cuerpos de las numerosas personas fusiladas en el año 36. “Lo que se denomina terror caliente”, explicaba en una visita en diciembre a las actuaciones de la primera fase Miguel Ángel López Moreno, encargado de la investigación previa que había servido como base para el proyecto de localización de los cuerpos. En el cementerio isleño podrían estar enterradas hasta 217 personas represaliadas, apuntaba ese estudio inicial.

LAS OBRAS TIENEN LA AUTORIZACIÓN DE DESARROLLO URBANO Y EL VISTO BUENO DE LA JUNTA

Según la información que facilitó ayer el Ayuntamiento, la segunda fase del proyecto cuenta con un presupuesto de 17.990 euros, que sufraga la Administración regional, que ha estado pendiente del proyecto desde su Dirección General de Memoria Histórica. Con esa partida se paga a los profesionales contratados, estos son el director arqueólogo Jorge Cepillo; el antropólogo forense Juan Manuel Guijo y el antropólogo social Francisco Javier Pérez Guirao; el topógrafo Eugenio Olid Chastang y los técnicos auxiliares Félix Urra Ceballos, Susana Rodríguez Domínguez y María José Rodríguez Martín. También participará económicamente la Diputación Provincial, a través de su Servicio de Memoria Histórica y Democrática.

El trabajo de los profesionales se centrará en una extensión de 30 metros de largo por 4 de metros de ancho y 4 metros de profundidad. Para la continuación de las excavaciones dispondrán de los equipos e infraestructuras que el Consistorio aportará, ya sean materiales y herramientas o instalaciones en el cementerio donde se custodiarán los restos óseos que se recuperen antes de enviarlos a Granada para su identificación, a partir de un análisis genético.

Con esta actuación, destaca Eladio Asencio Barbacil, presidente de Amede, la Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando, se podrá localizar la totalidad de los restos óseos. El representante de la entidad, que promueve esta actuación, junto a familiares de algunos de los represaliados agradece la implicación del Ayuntamiento por facilitar “todo lo que hemos necesitado”.

http://www.diariodecadiz.es/sanfernando/Comienza-exhumacion-comun-cementerio-isleno_0_1162384301.html 

Trabajos para la exhumación de los restos óseos de la fosa común del cementerio isleño. / AYUNTAMIENTO SAN FERNANDO

Posted in General | Leave a Comment »

DOS HOLANDESAS VOLCADAS EN LA LUCHA POR LA MEMORIA HISTÓRICA SE CONVIERTEN EN LAS NUEVAS BRIGADISTAS INTERNACIONALES

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 12/08/2017

DOS HOLANDESAS VOLCADAS EN LA LUCHA POR LA MEMORIA HISTÓRICA SE CONVIERTEN EN LAS NUEVAS BRIGADISTAS INTERNACIONALES

AMBAS, MADRE E HIJA, LLEVAN AÑOS ENTREGADAS A LA TAREA DE HOMENAJEAR A LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO SIN VÍNCULO DIRECTO CON AFECTADOS POR LA DICTADURA

JEHANNE VAN WOERKOM Y SARAH ACTÚAN POR SOLIDARIDAD: “MILES DE DESAPARECIDOS A DOS HORAS Y ¿CÓMO ERA POSIBLE QUE YO NO SUPIERA NADA DE ELLO?”

CONFIESA QUE SU EXPERIENCIA “MÁS TREMENDA”  FUE ASISTIR A LA APERTURA DE UNA FOSA COMÚN EN ARAGÓN

CARLOS HERNÁNDEZ  – 11/08/2017

Su presencia en manifestaciones o actos en los que se reivindica la memoria histórica no pasa desapercibida. Ambas lucen rubias cabelleras, llamativos ojos verdiazules y poseen un color de piel que no es nada habitual en estas latitudes.

Para aquel que aún albergara dudas, su acento las delata definitivamente como extranjeras. Tras encontrárselas en Madrid, Zaragoza, Guadalajara o París, participando en cualquier evento que homenajee a las víctimas del franquismo, cualquiera pensaría que son dos hijas más del exilio español; dos descendientes de alguno de los cientos de miles de republicanos que tuvieron que huir de España tras la victoria de Franco. Sin embargo, la realidad es muy diferente.

Jehanne van Woerkom y su hija Sarah son holandesas y su incondicional apoyo a quienes luchan en España para recuperar la memoria histórica obedece exclusivamente a dos razones: convicción y solidaridad. “Todo comenzó hacia el año 2011. Vi una fotografía en un periódico que llamó mi atención. Era la imagen de un grupo de gente mayor que llevaba retratos de familiares de desaparecidos —nos cuenta Jehanne—. Pensé que debía tratarse de Argentina o de Chile y cuando vi que era la Puerta del Sol de Madrid me quedé noqueada. ¡A solo dos horas de vuelo de mi casa…! Miles de desaparecidos y ¿cómo era posible que yo no supiera nada de ello?”.

Desde ese momento, se volcó en conocer esta historia que le resultaba tan desconocida y encontró la complicidad de su hija Sarah: “Al igual que le pasó a mi madre, mi imagen de España cambió radicalmente al saber que era el segundo país del mundo con mayor número de desaparecidos. Hice numerosos viajes en bicicleta por España, hablando con familiares de las víctimas, visitando algunos de los lugares que simbolizan la represión, horrorizándome con los cementerios en los que hay fosas comunes”.

El compromiso de ambas fue cada vez a más. Asistieron a manifestaciones en Madrid en solidaridad con el juez Baltasar Garzón; a homenajes a las víctimas de la dictadura en Guadalajara, Ronda, Valdenoceda, El Escorial… “Quizás la experiencia más tremenda –confiesa Sarah– fue asistir a la excavación de la fosa de Velilla de Jiloca en Aragón. Eso te marca y no se puede olvidar”.

Jehanne quiso, además, conocer a “la otra parte”, siendo testigo de la misa que se celebró en 2015, en memoria de Franco, en la iglesia de San Fermín de los Navarros: “Fue ver de cerca el rostro del fascismo español. Sentí espanto y escalofríos”.

Arte y militancia

Aunque ella prefiere que la definan como “activista”, no cabe duda de que Jehanne es también una artista. Fue en 1982 cuando comenzó a exponer sus obras para denunciar las situaciones de injusticia que se viven en nuestro mundo: “Ese año asesinaron a cuatro periodistas holandeses en El Salvador”, recuerda.

“El crimen fue orquestado por un alto militar. Era parte de la atroz represión ejercida por el Gobierno de aquel país. Uno de los asesinados era de mi pueblo, Bussum, por lo que decidí no quedarme cruzada de brazos: tenía que contar la verdad, como habían hecho esos periodistas hasta que les mataron”.

Jehanne empezó a tomar fotos de las noticias sobre El Salvador que daban en la televisión y en los periódicos… luego añadía pintura, textos y terminaba haciendo unas impactantes obras que acabó exhibiendo por todo el país. En las siguientes décadas, abordó otros temas sobre los que quería arrojar un poco de luz, como el expolio y los crímenes que los colonizadores europeos perpetraron en América o la matanza de Srebrenica en Bosnia: “Desde entonces, casi todos los años asisto en el cementerio de Potočari, a los actos en recuerdo de las víctimas de la masacre. Sus familiares me emocionan cuando me dicen “tú eres nuestro testigo'”.

En 2014 tuvo madura su primera obra sobre España y la estrenó en el Museo de la Resistencia de Ámsterdam: Memoria histórica, las secuelas amargas del franquismo. Sus impactantes fotomontajes saltaron al año siguiente al Instituto Neerlandés de Estudios de Guerra, Genocidio y Holocausto y en 2016 al Museo de la Paz de Gernika y al Museo de Zaragoza

“Me siento indignada por la forma en que el franquismo sigue presente en España y por la tragedia de sus víctimas. Intento también combatir la ignorancia en Europa, combatir su indiferencia sobre este escándalo que se produce en uno de sus países miembros”.

Sarah, además de apoyar a su madre, aprovecha sus estudios en la Facultad de Estudios Europeos de la Universidad de Ámsterdam para dar a conocer el caso español: “En Holanda el tema apenas se conoce y no se refleja en los cursos o trabajos académicos. Así, sigue oculta la cara más negra de nuestro vecino europeo”.

Estas nuevas brigadistas internacionales están decididas a seguir adelante con su lucha utilizando sus armas: la fotografía, la pintura y la palabra. De hecho, Jehanne tiene ya casi a punto una nueva exposición sobre el franquismo y sus víctimas: “Hoy por hoy la situación que se vive en España es el motor de mi creatividad. ¡Mostrarlo! Destruir el muro de silencio que construyeron a su alrededor. ¡Ese es mi objetivo!”.

http://www.eldiario.es/sociedad/nuevas-brigadistas-internacionales_0_674032885.html 

Jehanne y su hija Sarah (en el centro) durante el acto que se celebró en París para homenajear al fotógrafo de Mauthausen

Posted in General | 1 Comment »

“SI ENCUENTRO A MI PADRE EN ESTA SEGUNDA FOSA, ME LO VOY A LLEVAR CONMIGO”

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 06/08/2017

LA EXHUMACIÓN DE LA FOSA 92 COMENZÓ ESTE JUEVES

“SI ENCUENTRO A MI PADRE EN ESTA SEGUNDA FOSA, ME LO VOY A LLEVAR CONMIGO”

PILAR ALMENAR

UN GRUPO DE FAMILIAS DE REPRESALIADOS INTENTA POR SEGUNDA VEZ ENCONTRAR A SUS FAMILIARES FUSILADOS EN EL CEMENTERIO DE PATERNA. TRAS CONSEGUIR UNA SUBVENCIÓN PARA ABRIR LA FOSA NÚMERO 82, SOLO ENCONTRARON A 2 DE LAS 20 PERSONAS QUE BUSCAN. 

6/08/2017 – VALÈNCIA.

Una tarde de junio de 1939, Bautista Cualladó salió como siempre a la plaza del pueblo a reunirse con los demás jornaleros agrícolas para organizar el trabajo del día siguiente. En medio de las tertulias laborales, casi al atardecer, la Guardia Civil irrumpió en la plaza. Traía un listado con nueve nombres. Nueve agricultores de Benifaió que debían ser detenidos por estar acusados de un delito de adhesión a la rebelión. Alguien quiso que el nombre de Bautista, de 35 años, estuviese entre ellos. Cuatro meses de cárcel después, el 25 de octubre, Bautista fue fusilado en el paredón de España del cementerio de Paterna dejando huérfana a una niña de 18 meses. 78 años más tarde, sentada en una silla a pleno sol y sin quitar ojo de los huesos encontrados en la fosa 92 del cementerio, Isabel Cualladó no dejaba de llorar: “Para mí, que se abra esta fosa es una felicidad muy grande”.

Seis familias de agricultores fusilados durante el Franquismo se han unido para tratar de recuperar los restos de sus familiares, enterrados en el cementerio de Paterna. Con una subvención de la Diputación de València, la asociación de víctimas de la causa de Benifaió ha podido abrir la fosa donde esperan encontrar a 18 personas. Este es el segundo intento por encontrarles, tras abrir con anterioridad la fosa 82 y no localizarles. No ha sido nada sencillo encontrarles, pero según las investigaciones familiares es probable que ya estén aquí.

Dos cadáveres estirados minuciosamente, con los brazos pegados al cuerpo, se hacinan en una minúscula fosa de 80 centímetros de ancho por dos metros de largo. El espacio justo para enterrarles a cada uno con la cabeza en los pies del otro. Optimizar el espacio era necesario en aquellos días en los que la máquina de matar funcionaba deprisa. Dos días después del fusilamiento de Bautista, llegó una nueva saca de fusilados, parte de la cual se espera encontrar también en esta fosa.

La ilusión de mi madre siempre ha sido sacar a su padre aquí”, cuenta Eduardo Ortuño, nieto de Bautista, e iniciador de las investigaciones hace 12 años. “Al principio, como estaba solo y no sabía por dónde empezar, iba al cementerio de Paterna cuando acababa de trabajar en la obra para entrevistar a las personas más mayores que encontraba. Hablé con muchísimas personas, vecinos de Paterna, de Benifaió…”, relata.

 “Las investigaciones me llevaron por dos víasuna vía documental, en la que los papeles indicaban que mi abuelo estaba en la fosa 82 junto a los otros 19 represaliados y una segunda vía, la del testimonio oral de mi madre, que indicaba que donde estaban enterrados era la fosa 92, a unos metros de la anterior”, recuerda.

Con el apoyo de otras cinco familias que buscan a sus represaliados, Ortuño solicitó una ayuda a la Diputación de Valencia, primera entidad pública en la Comunidad Valenciana en conceder subvenciones para estos fines. “En enero de este año me concedieron una subvención de 57.000€ para para exhumar a 20 represaliados. Teniendo el dinero, tenía dos opciones, decidir abrir la fosa que indicaba la investigación documental y el registro de cementerios, la 82 o abrir la fosa que recordaba madre, la 92. Y en aquel momento decidí seguir lo que indicaban los documentos. Pero me equivoqué”, cuenta Eduardo con pesar.

 “Cuando abrimos la fosa 82, el equipo de ArqueoAntro no hacía más que bajar y bajar. Llegaron a excavar hasta los 4 metros de profundidad. Y solo encontramos tierra. Tardé dos días en ir a mi casa porque era incapaz de decirle a mi madre que había fallado”, recuerda. Tras el disgusto inicial, Ortuño se puso manos a la obra y consiguió que la Diputación autorizase el uso de los fondos para abrir la fosa 92. “Ese día fue como si nos tocase la lotería. Saltamos todos de alegría”, cuenta.

Amparo Boix, nieta de represaliado está buscando a Enrique, su abuelo materno. “Cuando fue detenido, mi abuelo fue encerrado en la torre de Benifaió donde fue torturado muchas veces. Mi madre tenía 9 años y cuenta que a su padre le arrancaron las uñas y solo podía verle a través de una ventana”, relata. “Años después del fusilamiento, mi abuela, con 7 hijos a su cargo,seguía estando señalada y perseguida y un día mi madre llegó a ser detenida por tratar de impedir que un hombre poderoso del pueblo violase a mi abuela en su propia casa”, cuenta. “Nunca sabré si llegaron a conseguirlo”, cuenta al teléfono con acento francés, país al que se exilió su familia y donde nació la siguiente generación. 

A pleno sol de agosto, mientras el equipo de antropólogos de ArqueoAntro, con Javier Iglesias a la cabeza recoge, numera y limpia minuciosamente los huesos encontrados, el arqueólogo director, Miguel Mezquida criba la tierra extraída de la fosa por si pudieran encontrase dientes o pequeños huesos. “Esto es un coxis, guardadlo”, pide a sus compañeros entregando una pequeña pieza marrón difícilmente distinguible entre las piedras.

“Si son las personas que buscamos, 10 fusilados del día 25 de octubre y 10 más del 27 de octubre, en esta fosa deberíamos encontrar entre 9 y 18 personas, puesto que en la fosa anterior conseguimos encontrar a dos de ellos”, cuenta Miguel Mezquida supervisando el trabajo minucioso de limpieza de los huesos exhumados. “Estamos en un lugar compatible con las investigaciones, pero no sabemos con certeza si encontraremos a las personas que buscamos porque en aquellos días jugaban con el espacio del cementerio y enterraban a los fusilados como podían, rellenando espacios libres en diversas fosas”, precisa.

Con las manos enfundadas en guantes y mascarilla protectora, Javier Iglesias continúa trabajando. “Hemos encontrado un botón de madera y una hebilla metálica. Los dos primeros cuerpos encontrados estaban enterrados en una caja y normalmente eso ocurría cuando las familias habían pagado para poder enterrarles así”, cuenta uniformado sin salir de la fosa, a un metro y medio de profundidad.

Los trabajos de exhumación comenzaron el pasado día 26 de julio y está previsto que se alarguen unas semanas. El análisis de ADN de los restos encontrados tardará casi un año en estar listo pero las familias de las víctimas llevan mucho tiempo pensando qué harán si les encuentran.

“Lo decidirá mi madre, que tiene ahora 89 años, pero si le encontramos, yo querría incinerarle. Sacarle de allí para liberarle. No quiero llevarle a un cementerio nunca más”, cuenta Amparo Albuixech. Isabel Cualladó (80 años), asegura que son incalculables las veces que vino a poner flores a esta misma fosa: “Han dicho muchas mentiras a las viudas para que callase, pero si podemos conseguirlo, como sea él, yo me lo voy a llevar. Me lo voy a llevar conmigo”, llora apretando las manos contra el pecho.

http://valenciaplaza.com/si-encuentro-a-mi-padre-en-esta-segunda-fosa-me-lo-voy-a-llevar-conmigo 

Isabel Cualladó, sentada al borde de la fosa, enjuga sus lágrimas. Foto: EVA MÁÑEZ.

Posted in General | Leave a Comment »

APARECEN LOS PRIMEROS RESTOS EN LA CUARTA FOSA DE EL CARMEN

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 04/08/2017

APARECEN LOS PRIMEROS RESTOS EN LA CUARTA FOSA DE EL CARMEN

MEMORIA HISTÓRICA ENCUENTRA UN FÉRETRO, UN CRÁNEO Y HUESOS LARGOS EN SU TERCERA JORNADA DE EXCAVACIÓN EN EL CEMENTERIO

SANTIAGO G. DEL CAMPO / VALLADOLID – 04/08/2017

La trágica verdad afloró ayer en la cuarta fosa común del cementerio de El Carmen, donde descansan más cuerpos de asesinados en la Guerra Civil. De forma tozuda, la realidad se impuso al pretendido olvido de la tierra, con la aparición de los primeros restos óseos. Por ahora sólo el cráneo de una víctima, el brazo de otra, y los indicios de un féretro con su impronta en la arena. Suficiente para concluir que la intervención ha llegado al nivel arqueológico.

«Tenemos delimitada la fosa. Estamos quitando tierra de relleno y buscando exactamente las paredes del enterramiento», explicó ayer a este periódico el director de la excavación y presidente de la Asociación por la Recuparación de la Memoria Histórica (Armh), Julio del Olmo. «Está a más profundidad que las otras tres, por lo que ha habido que sacar muchísima tierra». Mientras la primera fosa desveló los primeros restos a tan sólo 30 centímetros y la segunda y tercera a unos 50, esta lo ha hecho a más de 80 centímetros.

La pronunciada inclinación de los restos encontrados augura un enterramiento abundante. «Podemos confirmar ya, con certeza, que existen varios niveles, pueden ser tres, pueden ser cinco, pero en cualquier caso varias capas», aseguró el arqueólogo. La explicación está en que cuando se produce una gran acumulación de cuerpos y se entierran, la putrefacción hace descender más el nivel central que los bordes, produciendo la inclinación de los restos. Cuanto mayor, más capas de cadáveres se han almacenado.

«Fueron días en los que se mató mucho, se acumularon muchos cadáveres, cuerpos de diversas procedencias como los que encontramos en campañas anteriores, traídos de un radio de 60 kilómetros». La presencia de un féretro indica que el enterramiento puede contener, además de a ‘paseados’, también a personas fusiladas en San Isidro. Eran víctimas que sometían a un juicio sumarísimo tras el que eran condenadas a muerte, con la intención de dar apariencia de ‘legalidad’.

«En esos casos la familia podía identificar el cadáver y, en ocasiones, comprar un féretro humilde, aunque en muchos casos no tenían posibilidad de alquilar o comprar una sepultura y terminaban enterrándolo con el ataúd en la fosa común», señaló Del Olmo. En la primera excavación encontraron 9 entre 75 víctimas, en la segunda ninguno entre 52 cadáveres. En la tercera, sin embargo, al menos la mitad de 58 tenían su ataúd.

La Armh montará hoy un andamiaje para proseguir la excavación sin dañar los restos. «Una vez llegamos al nivel arqueológico no podemos pisar encima, porque estropearíamos los cuerpos», explicó. La intervención continuará hasta el 31 de agosto, en horario de ocho de la mañana a cuatro de la tarde.

http://www.diariodevalladolid.es/noticias/valladolid/aparecen-primeros-restos-cuarta-fosa-carmen_94061.html 

El cráneo de un ‘paseado’ asoma ayer a un metro de profundidad durante la excavación en el cementerio. – J. M. LOSTAU

Posted in General | Leave a Comment »

EL JUEZ INVESTIGA EL HALLAZGO DE DOS CUERPOS EN LA FOSA 92

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 04/08/2017

EL JUEZ INVESTIGA EL HALLAZGO DE DOS CUERPOS EN LA FOSA 92

LOS CADÁVERES PRESENTAN HERIDAS DE BALA EN EL CRÁNEO Y EL CORAZÓN Y ESTÁN ENTRELAZADOS TAL CUAL INDICAN LOS TESTIMONIOS

V. C. M. | PATERNA 04.08.2017

El juzgado de Paterna ha resuelto judicializar por segunda vez la exhumación de una fosa en el cementerio de Paterna. En esta ocasión es la 92, donde el miércoles por la tarde aparecieron los primeros restos de dos cuerpos con heridas de bala en el cráneo, uno de ellos con un segundo proyectil a la altura del corazón, entrelazados de cabeza a pies, tal y como aseguraban los testimonios orales.

Ayer por la mañana, y tras completarse el descubrimiento, la diputada de Memoria Histórica, Rosa Pérez Garijo, junto con los expertos de ArqueoAntro, Miguel Mezquida y Javier Iglesias, y el presidente de la Asociación de Familiares de las Víctimas, Eduardo Ortuño, además del Coordinador del Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica, Matías Alonso, comparecieron en sede judicial para atestiguar la aparición de los cuerpos.

La 92 es la segunda fase de las excavaciones iniciadas en la número 82, donde se esperaba encontrar los restos de hasta 20 fusilados el 25 y 27 de octubre de 1939, originarios de Benifaió, Oliva, Alcúdia, Alginet y Carlet. «Se ha hecho muy largo, llevamos mucho tiempo peleando», se lamentó Isabel y su hijo Eduardo, quien inició las investigaciones de la llamada «causa de Benifaió».

Los arqueólogos se afanan bajo la lona que frena los rayos del sol, a unos dos metros por debajo del nivel del suelo, altura a la que comienza la fosa con los cuerpos de los fusilados que esperan exhumar en los próximos días. Además, en las capas superiores a las fosas 91 y 92, el equipo de ArqueoAntro ha localizado cuatro cajas con fragmentos óseos de unos siete u ocho individuos, más los cuerpos de dos niños y dos adultos enterrados con anterioridad a la represión franquista.

La diputada de Memoria Histórica Rosa Pérez Garijo reconoció ayer el esfuerzo realizado por las familias pese a que «en muchas ocasiones no tienen los recursos». «Estamos trabajando para devolver la dignidad a este país, y las administraciones públicas deben tener un papel fundamental en la exhumación de los cuerpos», subrayó Pérez Garijo.

http://www.levante-emv.com/ribera/2017/08/04/judicializan-hallazgo-cuerpos-fosa-vinculada/1601215.html 

Trabajadores de la excavación con el cuerpo que ha aparecido – g. caballero

Posted in General | Leave a Comment »