A.R.I.C.O = MEMORIA ARAGONESA

Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido

LOCALIZAN LOS CUERPOS DE LOS CINCO FUSILADOS EN VILLASTAR EN AGOSTO DEL 36

Posted by ARICO MEMORIA ARAGONESA en 20/09/2017

LOCALIZAN LOS CUERPOS DE LOS CINCO FUSILADOS EN VILLASTAR EN AGOSTO DEL 36

20 SEPTIEMBRE, 2017 | M. CRUZ AGUILAR |

Los cuerpos de los cinco hombres que fueron fusilados en agosto de 1936 en Villastar han sido localizados. La fosa, situada en el paraje de la Cañandonera, ha sido excavada por iniciativa de la Asociación Pozos de Caudé y en el marco del curso  de Arqueología y Antropología Forense organizado por la Escuela de Medicina Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid.

A falta de confirmación, los cuerpos hallados son los de Apolinar Tomás, Antonio Mateo, Lorenzo Maicas, Roque Atienza y Santiago Atienza, que fueron sacados de sus casas el 28 de agosto de 1936 y, tras estar durante cuatro días en una cárcel del pueblo, desaparecieron.

Sus familias siempre supieron que habían sido fusilados –todos ellos eran sindicalistas– junto a la carretera que va de Villastar a Villel. La fosa está muy cerca de esa arteria de comunicación, al otro lado del río. Según el testimonio de los lugareños, los hombres y sus verdugos cruzaron por una pasarela de madera ahora desaparecida y, a pocos metros, tuvo lugar la ejecución. “No sabemos si fueron los propios represaliados los que cavaron su tumba”, comenta el arqueólogo Miguel Mezquida, que ha estado al frente de la exhumación.

Los primeros restos aparecieron el jueves y, aunque estaba previsto concluir el curso el viernes, los profesores se quedaron para seguir excavando. Al final han localizado los restos de cinco cuerpos junto con la munición típica que se utilizó durante la represión en caliente. Los ejecutaron con fusiles Mauser, el armamento reglamentario del ejército español, según concreta Mezquida. Cerca de los cuerpos también se han localizado proyectiles de pistola de 9 milímetros que, junto con los orificios que presentan los cráneos perimorten, demuestran que fueron “rematados”, dice el arqueólogo, quien añade que era habitual en este tipo de ejecuciones.

Ahora los antropólogos intentarán identificar los cuerpos y a ello ayudarán los objetos personales que llevaban, como las albarcas que tenía puestas uno de ellos o la tabaquera o cartera que se ha hallado junto a otro y que, una vez extraída, puede ser reconocida por los familiares.

La fosa en la que están los cuerpos es alargada y cuatro de los fusilados están solapados mientras que el otro ha aparecido en una esquina. Los restos están sepultados a unos 60 centímetros de profundidad aunque, según los especialistas, serían enterrados a unos 30 o 40 centímetros y el resto de la tierra se depositó encima debido a que está en una zona de escorrentía. Además, se trata de una tierra especialmente dura, prácticamente piedra en alguna de las zonas, lo que ha dificultado considerablemente las labores de búsqueda.

Los arqueólogos confían en tener todos los cuerpos definidos en los próximos días para poderlos exhumar y depositarlos en cajas. Durante los trabajos, los doce alumnos del curso han convivido con algunos de los familiares de los represaliados, algo que les ha ayudado “a ver la magnitud del problema”, reconoce Miguel Mezquida.

Además, se llevará a cabo un análisis en el laboratorio en el que los expertos determinarán la edad y el sexo de cada uno de los cuerpos. En el caso del sexo lo harán, según explica Javier Iglesias, antropólogo que codirige el curso de Arqueología y Antropología Forense, a través de la pelvis y el cráneo. Para determinar la edad analizarán la sínfisis púbica, cuya forma y características permiten establecer un rango de edad a través de metodologías protocolarias.

Otro de los estudios que realizarán los antropólogos en el laboratorio ayudará a determinar si los individuos padecían alguna patología que pueda relacionarlos con sus familias.

Aunque todo esto ayuda, el análisis definitivo suele ser el del ADN, una prueba costosa para la que actualmente en Teruel y Aragón no hay ayudas públicas. Los familiares tenían previsto enterrar a todos juntos en el cementerio de Villastar, pero ahora hay algunos que prefieren identificar los restos de su antepasado y darles sepultura junto a sus familiares. “Es habitual que antes de localizarlos hablen de enterrarlos en conjunto, pero cuando ven que aparecen les gustaría que estuvieran en la misma tumba que sus hermanos o esposas”, comenta Mezquida.

Daniel Jarque está muy contento de que los restos se hayan localizado ya que por fin cumplirá el mayor deseo de su madre y de su abuela: enterrar dignamente a su abuelo, Apolinar Tomás. “Yo quiero saber cuál es”, asegura el hombre, que fue uno de los familiares que ayudó a cavar la fosa de la Cañandonera. Sabe que la realización de las pruebas de ADN podrían retrasar el enterramiento, pero no le importa: “Cuando tanto hemos esperado… Lo importante es que se han encontrado”, dijo.

http://diariodeteruel.es/2017/09/20/localizan-los-cuerpos-los-cinco-fusilados-villastar-agosto-del-36-2/ 

Algunos de los cuerpos han aparecido superpuestos, como se aprecia en la imagen panorámica de la fosa que se está excavando en Villastar. Miguel Mezquida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 
A %d blogueros les gusta esto: