A.R.I.C.O = MEMORIA ARAGONESA

Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido

UNA FAMILIA SOLICITA LA EXHUMACIÓN DE LA FOSA COMÚN CON VÍCTIMAS DEL 36 EN OTEIZA

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 23/12/2015

UNA FAMILIA SOLICITA LA EXHUMACIÓN DE LA FOSA COMÚN CON VÍCTIMAS DEL 36 EN OTEIZA

EL NIETO DE VALENTÍN RODRIGO RAMIRO, UNO DE LOS ASESINADOS EN INGARISUN, PIDE QUE SE CUMPLA LA LEY

M.GONZÁLEZ/L. CABASÉS – MARTES, 22 DE DICIEMBRE DE 2015 

OTEIZA La familia de Valentín Rodrigo Ramiro, uno de los asesinados en 1936 cuyos restos yacen con toda probabilidad en una fosa común del término de Ingarisun, en Oteiza, ha solicitado al Ayuntamiento de esta localidad el cumplimiento de la normativa al respecto, de manera que pueda exhumarse la fosa con el objetivo de recuperar los restos y darles una sepultura digna. La familia hace referencia a la Ley Foral 33/2013 de reconocimiento y reparación moral de los navarros y navarras asesinados y víctimas de la represión a raíz del golpe militar de 1936. Asimismo, se pide que se aplique la Orden Foral 772/2011 por la que se aprobó el protocolo de exhumaciones.

El pasado septiembre el grupo municipal de EH Bildu en el Ayuntamiento de Oteiza presentó una moción en el pleno para instar al Consistorio a iniciar los trámites para la exhumación de las fosas comunes con restos de víctimas del alzamiento militar y Guerra Civil de 1936 que distintos testimonios sitúan en la localidad en el término de Ingarisun. Esta propuesta quedó sobre la mesa a la espera de que pudieran aparecer posibles solicitudes de familiares de las víctimas.

Este tema ha vuelto al pleno de Oteiza de diciembre, en el que EH Bildu preguntó al equipo de gobierno municipal si se iban a iniciar los trámites. La respuesta fue que el Consistorio no actuaría de oficio si no aparecían familiares.

PETICIÓN Finalmente, ha iniciado los trámites Valentín Rodrigo Alcalá, nieto de uno de los asesinados, que comparte nombre y apellido con su abuelo, Valentín Rodrigo Ramiro, vecino de Lodosa cuando fue asesinado en 1936. Este familiar recuerda que “se sabe de la existencia de una fosa común en Oteiza, donde mi abuelo, Valentín Rodrigo Ramiro, fue asesinado y enterrado, según todas las fuentes, el 6 de septiembre de 1936”.

Junto a él, según la documentación aportada por esta familia, tras una saca de la cárcel de Estella, pudieron ser asesinados también otros nueve vecinos de Lodosa: José Mª Bilbao Bilbao, Juan Courin Alonso, Justo Fierro Latorre, Carmelo Marzo Martínez, Leandro Munilla Campo, Doroteo Pascual Casas, Vicente del Rey Martínez, Jacinto Sáez Eguizábal y Eugenio Sáinz Martínez.

Junto a ellos, podrían yacer además en Oteiza hasta un total de 34 personas, asesinadas los días 6, 7 y 8 de septiembre de 1936 tras ser sacadas de la entonces cárcel de Estella.

BÚSQUEDA Lodosa, con 131 asesinados, es una de las localidades navarras en las que la represión de los golpistas del 36 se hizo muy patente. El que en su día fuera párroco de Lodosa, Juan Cruz Elorz, formó parte de aquellas primeras batidas de vecinos que a finales de los años setenta y primeros de los ochenta se esmeraron en buscar por campos y cunetas los restos de las personas asesinadas en territorio navarro donde, como es reiteradamente recordado, pese a no haber frente de guerra la represión se cebó con quienes no pensaban como los golpistas. Más de 3.450 personas fueron pasadas por las armas y los restos de al menos un tercio se encuentran todavía diseminados por cunetas y campos.

Este es el caso de Valentín Rodrigo Ramiro, oriundo de Cáseda y vecino de Lodosa que fue detenido y conducido primero a Estella y luego a Oteiza donde fue asesinado con otras nueve personas. En el caso de Valentín se le persiguió, se le detuvo y se le fusiló sin juicio y causa alguna por su militancia en Izquierda Republicana, indican sus nietos.

Valentín Rodrigo Ramiro hubiera cumplido 130 años el pasado 18 de diciembre, precisamente el día que su nieto entregó la documentación en el Ayuntamiento de Oteiza. Nacido en Cáseda, había emigrado a América. Volvió y se afincó en Lodosa, donde abrió un bar y vaquería con el nombre de El Americano. Valentín Rodrigo estaba casado con Maura Vélez y tenía dos hijos. Tras su asesinato, a la viuda y sus hijos les fueron arrebatadas sus propiedades por lo que se vieron obligados a desplazarse a Pamplona donde a los años abrieron un ultramarinos en la calle Jarauta.

Es curiosa en esta historia la trayectoria que siguió el bar El Americano que, tras el asesinato de Valentín, pasó a llamarse el Baile del Requeté.

http://www.noticiasdenavarra.com/2015/12/22/vecinos/estella-y-merindad/una-familia-solicita-la-exhumacion-de-la-fosa-comun-con-victimas-del-36-en-oteiza 

_dsc0950.jpg_20130622165852_17685_1Asistentes al homenaje a los asesinados en 1936 que acogió Lodosa en 2013. (MARÍA SAN GIL)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: