Las fosas no existen para el Partido Popular, la única formación política que le da la espalda a los represaliados por el franquismo. Para Rajoy, la única memoria que hay que salvaguardar es la de las víctimas de ETA. Así, promete que impulsará actuaciones para que los asesinatos de la banda terrorista sean considerados como crímenes de lesa humanidad, con el fin de evitar que prescriban.

El resto de los partidos apoyan, en mayor o menor medida, la exhumación de las fosas comunes, incluido Ciudadanos, que había evitado abrir el debate de la memoria histórica. Eso sí, con reservas: el partido liderado por Albert Rivera deja claro que no participará de la “campaña exagerada de cambios en los callejeros que se está llevando a cabo motivada por intereses políticos ante las próximas elecciones”.

A la izquierda, el PSOE quiere recuperar las partidas presupuestarias relacionadas con las exhumaciones; Podemos plantea un plan integral para recuperar los cadáveres y la creación de una Secretaría de Estado específica; y Unidad Popular ofrece, además de una Fiscalía para perseguir los crímenes del franquismo, una solución definitiva para el Valle de los Caídos.

Podemos

1.- Elaborar un mapa integral de fosas comunes que, a su vez, permita diseñar un futuro plan integral de exhumaciones.

2.- Crear una Secretaría de Estado en el Ministerio de la Presidencia y una agencia interministerial que funcione como órgano de coordinación, para permitir el acceso a la justicia a las víctimas del franquismo.

3.- Anular las sentencias de los tribunales creados durante la guerra civil y la dictadura.

4.- Aplicar la jurisdicción universal en materia de derechos humanos contemplada en nuestro ordenamiento jurídico.

5.- Promover la remoción o resignificación de símbolos o monumentos conmemorativos de exaltación de la sublevación militar o del franquismo. Concebir los espacios de memoria como espacios pedagógicos desde una perspectiva crítica

6.- Desarrollar iniciativas orientadas a la construcción de una cultura de los derechos humanos y a la restitución de una memoria plural, colectiva y democrática de nuestro país en los sistemas educativos, en lo relativo a la formación de funcionarios públicos, en (y desde) los medios de comunicación y en otros ámbitos culturales.

7.- Establecer mecanismos institucionales para el esclarecimiento y divulgación de la verdad.

8.- Garantizar el acceso a los archivos (públicos y privados) y a la investigación pública y judicial.

9.- Promover la creación de instituciones de memoria.

10.- Facilitar el acceso a la justicia a las víctimas de crímenes de lesa humanidad.

PSOE

1.- Recuperar las partidas presupuestarias relacionadas con las exhumaciones.

2.- Asegurar la coordinación entre asociaciones y Ayuntamientos de las actividades de exhumación e identificación, y actualización permanente de los mapas de fosas.

3.- Proporcionar un mayor apoyo institucional y financiero a los familiares y asociaciones de víctimas, caminando así hacia una mayor dignificación de su trabajo.

4.- Crear bancos de ADN con la urgencia y celeridad que requiere la avanzada edad de muchos de los familiares de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura.

5.- Proceder a la reapertura y potenciación de la Oficina de Ayuda a las Víctimas de la Guerra Civil y la dictadura, que creó el Gobierno Socialista para cumplir con los objetivos propuestos en la Ley de Memoria Histórica.

https://aricomemoriaaragonesa.wordpress.com/wp-admin/post-new.php 

5669b68e8b195.r_1449952834819.0-116-800-528Restos de uno de los cuerpos encontrados en una fosa junto a la localidad de Ibero, en Navarra. / EFE