A.R.I.C.O = MEMORIA ARAGONESA

Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido

MERCEDES, DE 82 AÑOS, RECLAMA A SU PADRE ENTERRADO JUNTO AL DICTADOR FRANCO

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 19/11/2015

MERCEDES, DE 82 AÑOS, RECLAMA A SU PADRE ENTERRADO JUNTO AL DICTADOR FRANCO

Con 82 años, cuatro décadas después de la muerte de Franco, Mercedes Abril hizo guardar su ADN “por si acaso” muere sin haber podido exhumar los restos de su padre fusilado en 1936, a quien busca todavía como miles de descendientes de “desaparecidos”.

“Soy hija de Rafael Abril Avo”, dice con emoción en el elegante salón de su apartamento de Valladolid, 200 km al norte de Madrid, donde gorjea su canario.

“Él me llevaba en brazos cuando lo detuvieron, yo tenía 3 años”.

Sobre la mesa, hay un enorme archivador donde conserva los documentos recogidos durante décadas sobre el jefe de estación del municipio Clares de Ribota, en la región de Aragón (noreste), ejecutado a los 29 años el 23 de septiembre de 1936.

“Besitos a Mercedita”, escribía en su última carta, enviada desde Calatayud, 30 km al sur de su pueblo, donde el mercado fue transformado en centro de detención por los franquistas.

“Les mataban en la puerta del cementerio” y los dejaban en una fosa común, descubrió Mercedes años más tarde.

La ironía de la historia es a menudo cruel, testifica.

En 1937, el tribunal regional de “responsabilidades políticas” infligió al “desaparecido” una sanción de 1.500 pesetas por su “oposición al triunfo del movimiento nacional”.

Y en 1938, el cura del municipio acusaba al difunto de ser “un destacado comunista extremista de la CNT” (sindicado anarquista), “un sujeto muy malo” que “no podía ver a la Iglesia”, ni bautizó a su hija. “Mentiras” escribió con rabia Mercedes en los márgenes del informe del cura.

Su madre, que perdió al cabo de diez días el bebé nacido el día después de la ejecución, partió hacia Valladolid donde se ganó la vida cosiendo uniformes militares para los franquistas.

En 1958, Mercedes fue a ver desde la lejanía el inmenso mausoleo que el “Caudillo” Francisco Franco hizo construir a los prisioneros republicanos en El Valle de los Caídos, en San Lorenzo de El Escorial, cerca de Madrid.

Años más tarde supo, por habitantes de Calatayud, que los restos de su padre se habrían transportado secretamente allí en 1959 en nombre de una ficticia reconciliación entre el bando nacional y el republicano.

“Él (Franco) murió en la cama” el 20 de noviembre de 1975. “Es muy poco agradable saber que papá queda sin identificar, al lado de él”, se lamenta.

Hace diez años, Mercedes escribió a un representante de Patrimonio Nacional, que gestiona el mausoleo. La respuesta sobre su padre fue: “No consta ningún dato de dicho señor. No piense por ello que sus restos no se encuentran aquí ya que, con fecha 8 de abril de 1959, ingresaron como desconocidos 81 personas procedentes de Calatayud”.

El tiempo pasa y Mercedes decidió “el mes pasado” sacarse una muestra de ADN a título personal para, en caso de morir, poder identificar a su padre si se encuentran sus huesos.

“Mi madre vivió hasta los 101 años y antes de morir en 2011 le prometí que seguiría buscándole. Ella me dijo: +Hija, te va a costar mucho, estás muy sola+”.

Mercedes cuenta con la ayuda de su marido, sus tres hijas y una asociación contra el olvido en la que milita. En doce años, sus miembros consiguieron recuperar “los restos de 15 personas” en fosas comunes de la región de Aragón.

Los historiadores estiman que más de 100.000 personas fueron asesinadas o fusiladas por los franquistas durante la guerra civil (1936-1939) y 50.000 en la década posterior. En el bando franquista, las víctimas de la guerra suben a 55.000, según el historiador Julián Casanova.

Los cuerpos recuperados son pocos, 6.300 entre 2000 y 2012 según los únicos datos disponibles reunidos por la Sociedad de Ciencias Aranzadi, en el País Vasco.

“Algunos, del Partido Popular (PP, conservadores en el poder), han tenido la cara dura de decir que solo nos acordamos de los muertos para que nos dieran dinero, otros que dejemos en paz los muertos”, dice Mercedes.

“Lo amnistiaron todo en 1977 (con una ley tras la muerte de Franco) pero según las Naciones Unidas son crímenes de guerra y no pueden prescribir”.

http://www.telemetro.com/internacionales/Mercedes-reclama-enterrado-dictador-Franco_0_863314022.html 

Mercedes-reclama-enterrado-dictador-Franco_MEDIMA20151118_0089_5Mercedes, de 82 años, reclama a su padre enterrado junto al dictador Franco. Foto/AFP.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: