A.R.I.C.O = MEMORIA ARAGONESA

Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido

EXHUMACIÓN DE DOS GUERRILLEROS EN FUENCALDERAS (ZARAGOZA)

Posted by MEMORIA ARAGONESA en 25/10/2015

Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica de Uncastillo

Comunicado de prensa

Contacto: Fco. Javier Ruiz Ruiz

Miembro de Charata y arqueólogo

Tel. 606 39 46 13

Correo. jrrcadix@hotmail.com

PARA SU PUBLICACIÓN INMEDIATA

24 de octubre de 2015

EXHUMACIÓN DE DOS GUERRILLEROS EN FUENCALDERAS (ZARAGOZA)

ZARAGOZA a 24 DE OCTUBRE de 2015:

Año 1944. Han pasado cinco años desde el final de la Guerra Civil (1936-1939), pero no ha llegado la Paz a millones de hogares españoles derrotados. Cientos de miles de ellos sufren su oposición al nuevo régimen en las cárceles y miles de ellos serán fusilados tras el paripé judicial de un Consejo de Guerra militar. Mientras tanto otros cientos de miles de compatriotas se han visto obligados a abandonarlo todo y muchos de ellos siguen luchando bajo otras banderas contra el fascismo, ahora encarnado en la figura de la Alemania nazi y sus aliados fascistas, en el fiordo de Narvik (Noruega), en la Francia ocupada, en los desiertos de Libia contra el Afrika Korps o en las gélidas estepas rusas.

Producido el desembarco de Normadía el 6 de junio de 1944, Francia será liberada en los siguientes meses, en parte por los Aliados, pero grandes zonas serán liberadas por la acción de los distintos grupos que forman la Resistencia, entre esos partisanos, guerrilleros o maquis están miles de esos luchadores antifascistas españoles que llevan a sus espaldas casi 10 años de constante lucha. Todo el Sur de Francia será liberado de la ocupación alemana por el maquis español y en muchas otras regiones colaborarán a ello.

Tras tantos años de lucha, los guerrilleros españoles exiliados en Francia y agrupados en torno a la UNE (Unión Nacional Española), promovida por el PCE, piensan que las tornas han cambiado. Abandonados por las democracias europeas durante la Guerra Civil, consideran que ahora que se acerca el final de la Alemania nazi y de la Italia fascista, los Aliados les apoyarán en su lucha contra la España franquista. El 19 de octubre de 1944 lanzan la llamada Operación Reconquista sobre el valle de Arán con la finalidad de liberar una pequeña porción del territorio español y forzar el apoyo a su causa. Pero de nuevo serán relegados ante el nuevo temor de las democracias occidentales, la Guerra Fría. Su abandono se sellará definitivamente con el apoyo por parte de los EE.UU. (1953) al régimen franquista, un socio fiel en su lucha frente al comunismo soviético.

Héroes de la Resistencia en Francia y calificados de “bandoleros” en España, muchos de aquellos guerrilleros caerán muertos en desiguales combates contra las fuerzas del orden o bajo el piquete de ejecución. Han transcurrido casi otros 40 años de Democracia sin que se haya avanzado significativamente en el reconocimiento a estos guerrilleros. No se ha articulado ninguna política de Estado para anular sus juicios como “bandoleros” y honrar su lucha contra un régimen dictatorial, más allá de algunos reconocimientos públicos y bienintencionados en la Congreso de los Diputados o en parlamentos autonómicos. A día de hoy muchos de sus cuerpos permanecen abandonados en cementerios y montes, desconociéndose siquiera sus nombres. Y para colmo el senador del PP José Joaquín Peñarrubia se permite mentir recientemente afirmando la inexistencia de fosas de víctimas del franquismo.

EXHUMACIÓN de dos guerrilleros EN FUENCALDERAS

La Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica de Uncastillo con la colaboración de la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO), iniciaron el pasado viernes 1º de Mayo la intervención arqueológica de localización y exhumación de una fosa común con dos guerrilleros antifranquistas en el cementerio de Fuencalderas (Zaragoza). Durante cuatro días se realizaron cinco sondeos, todos ellos con carácter negativo, en los puntos donde tradicionalmente diversos testimonios orales indicaban la posible existencia de la fosa común.

Una vez analizados los nuevos datos orales y la información arqueológica recogida durante esos días de trabajo en Fuencalderas, se plantearon nuevos sondeos arqueológicos, y los trabajos se retomaron entre los días 16 y 21 de octubre, realizándose cuatro sondeos más que finalmente han permitido recuperar los restos de ambos guerrilleros. Éstos fueron enterrados individualmente en el interior del cementerio, uno a continuación del otro, sin ataúd y con toda su vestimenta, de la que se han hallado diversos restos de indumentaria militar como las botas, elementos de correaje, botones, etc. Ambos esqueletos presentan varias fracturas probablemente causadas por impacto de bala y otras evidencias de muerte violenta, aunque será el posterior análisis forense el que establezca fehacientemente la causa de la muerte.

Los dos guerrilleros antifranquistas murieron la noche del 31 de octubre de 1944 durante un enfrentamiento con la Guardia Civil en el cercano paraje denominado Sierra Mayor (Agüero, Huesca), en los límites de las provincias de Huesca y Zaragoza. Ambos formaban parte de un grupo que habría entrado días antes en España muy probablemente por el valle del Roncal (Navarra), con la finalidad de apoyar la Operación Reconquista que se desarrollaba en el valle de Arán. Los cuerpos de los fallecidos fueron transportados hasta Fuencalderas en un camión, tapados con una manta que tan sólo dejaba ver sus botas. Al día siguiente fueron trasladados al cementerio y enterrados juntos envueltos en una manta y de manera anónima en una fosa común sin señalizar. En este relato se ponían de acuerdo los numerosos testimonios orales recabados en Fuencalderas, pero sin embargo discrepaban a la hora de señalar el lugar exacto del enterramiento, habiéndonos señalado casi una decena de localizaciones dentro del cementerio o al exterior del mismo. En definitiva, aunque el hecho era perfectamente conocido por muchos vecinos, el tiempo había desdibujado los hechos, ignorándose en la actualidad dónde se encontraba la fosa.

En la medida de nuestras posibilidades, continuaremos trabajando en la investigación histórica ya iniciada con la consulta documental en diversos archivos, con la finalidad averiguar la identidad de los dos guerrilleros fallecidos, que podrían pertenecer a la 522ª o a la 560ª Brigada. Según informaciones orales uno de ellos podría ser natural de Muel o Alfajarín (Zaragoza) y el otro de la zona de Palencia o León. Si alguien dispone de más información al respecto rogamos se ponga en contacto llamando al 606 39 46 13 o escribiendo un correo electrónico a la dirección: jrrcadix@hotmail.com.

AGRADECIMIENTOS

Los trabajos han sido dirigidos por los arqueólogos Francisco Javier Ruiz Ruiz y José Ignacio Piedrafita Soler, contando con asesoramiento histórico de Luis Pérez, que lleva años investigando la actuación de la guerrilla antifranquista en el antiguo partido judicial de Jaca y en las Altas Cinco Villas, y con la antropóloga forense Susana Gutiérrez. Y han participado numerosos voluntarios como Miguel Ángel Capapé, Inma Rebla, Luis Pérez, Mariano Diest, Antonio Maestro, Ricardo Gayán, Aitor Valiente, Ismael Sanz, Alberto Espés, Jesús Biota, Manuel Domínguez, Antonio Dieste, Albert Parra, Mariano Malón, José Luis Escabosa, Rubén Millán, Marcos Calvo, etc.

La total falta de financiación económica necesaria por parte de las distintas instituciones del Estado, se ha suplido momentáneamente con el trabajo desinteresado del equipo técnico y de más de una quincena de voluntarios, contradiciendo de esta manera las palabras del actual portavoz del PP en el parlamento, Rafael Hernando. Así como gracias a una aportación económica de 800 euros por parte de una veintena de “amigos” del guerrillero Doroteo Ibáñez Alconchel, natural de Azuara, que como enlace de la Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón (A.G.L.A.) con la dirección del P.C.E. en Francia, recorrió en numerosas ocasiones los montes de Fuencalderas en su caminar por la Sierra de Santo Domingo. Doroteo Ibáñez fue detenido en Francia en 1952 y entregado a la España franquista. Tras dos Consejos de Guerra fue condenado a muerte y ejecutado en Paterna el 10 de noviembre de 1956.

Finalmente, la Asociación Charata para la Recuperación de la Memoria Histórica de Uncastillo, la Asociación por la Recuperación e Investigación Contra el Olvido (ARICO) y el equipo arqueológico quieren expresar su agradecimiento al Ayuntamiento de Fuencalderas, Ayuntamiento de Biel, “amigos” del guerrillero Doroteo Ibáñez, IU Cinco Villas, Luis Pérez, Mariano Diest, Ramón, casa rural O Caxico y a todos aquellos que han apoyado esta exhumación. Así como agradecer a todos los vecinos de Fuencalderas su amabilidad y el gran acogimiento recibido, y a todos los voluntarios por su trabajo desinteresado.

01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: